Inicio Personajes Hugo Chavez "La Voz del pobre"

Hugo Chavez «La Voz del pobre»

Hugo Chávez el presidente eterno

Chávez nace en  SabanetaBarinasVenezuela28 de julio de 1954 fue un político y militar venezolanopresidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2 de febrero de 1999 hasta su fallecimiento en 2013. Fue también líder del Movimiento Quinta República desde su fundación, en 1997, hasta 2007, cuando se fusionó junto a otros partidos para crear el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que dirigió hasta 2012.

 

Por ahora

Nacido en una familia de clase obrera en SabanetaBarinas, Chávez se convirtió en un oficial de carrera del ejército; tras desencantarse con el sistema político venezolano del momento, basado en el Pacto de Punto fijo, fundó el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200(MBR-200) a principios de la década de 1980.

 

Chávez encabezó al MBR-200 el movimiento militar contra el gobierno de Acción Democrática presidido por Carlos Andrés Pérez en 1992, Acción por la que fue encarcelado. Liberado de prisión dos años después, fundó el partido político Movimiento Quinta República y fue elegido presidente de Venezuela en las elecciones de 1998.

Vencedor nuevamente en las elecciones del año 2000, se enfrentó a un fallido golpe de Estado en su contra en 2002, al que le siguió el llamado «Paro petrolero», que se prolongó hasta 2003.

Ganando el referéndum presidencial de 2004, reelecto en las elecciones de 2006, donde obtuvo más del 60% de los votos y volvió a obtener la victoria en las elecciones de octubre de 2012, ​ pero no pudo juramentarse como presidente, planeado para el 10 de enero de 2013, porque la Asamblea Nacional de Venezuela pospuso la investidura para permitirle recuperarse en Cuba del cáncer que padecía. ​ Diagnosticado desde junio de 2011, Chávez no pudo vencer su enfermedad y murió en Caracas el 5 de marzo de 2013 a la edad de 58 años.

Una nueva constitución en 1999

Tras aprobar una nueva constitución en 1999, Chávez centró sus políticas en implementar una serie de reformas sociales como parte de su «Revolución Bolivariana», descrita como un tipo de revolución socialista. Gracias a unos ingresos petroleros récord durante la década de 2000, su gobierno nacionalizó industrias estratégicas, creó los Consejos Comunales de participación democrática e implementó una serie de programas sociales conocidos como Misiones Bolivarianas para ampliar el acceso de la población a la alimentación, la vivienda, la sanidad y la educación. ​

Con Venezuela recibiendo grandes beneficios por la venta de petróleo y con la caída de los índices de pobreza y las mejoras en la alfabetización y la igualdad de ingresos, la calidad de vida mejoró, principalmente entre 2003 y 2007.​ Al final de la presidencia de Chávez, en la década de 2010.

La economía del país empezó a titubear, mientras que la pobreza, ​ la inflación​ y la escasez se incrementaron, lo que sus críticos achacaron a las acciones económicas de su gobierno en años anteriores, como los controles de precios​​ y el gasto «excesivo e insostenible». Durante su presidencia, el país experimentó un aumento significativo de la criminalidad, especialmente de la tasa de homicidios​ y en sus últimos años aumentó la percepción de corrupción en el gobierno y la policía.

El uso de leyes habilitantes  y de formas de comunicación definidas como «propaganda bolivariana» .A nivel internacional, Chávez se alineó con el gobierno comunista de Cuba presidido por Fidel y luego por Raúl Castro, y los gobiernos de izquierdas de Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Tabaré Vázquez y Pepe Mujica (Uruguay), Lula da Silva (Brasil),

Nestor Kirchner y Cristina Fernández(Argentina) y Daniel Ortega (Nicaragua). Su presidencia fue vista como parte de la llamada «Marea rosa» de América Latina.

Chávez describió sus políticas como «anti-imperialistas», se describía a sí mismo como marxista​ y fue un importante adversario de la política exterior de Estados Unidos y el capitalismo liberal.26​ Apoyó la cooperación en América del Sur y el Caribe y jugó un papel decisivo en la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, el Banco del Sur y la red de televisión regional TeleSUR. Sus ideas, estilo y propuestas están relacionadas con el bolivarianismo y el Socialismo del siglo XXI.

Amado por el pueblo

Hugo hijo de maestros

Hugo Rafael Chávez Frías fue el segundo de los seis hijos del matrimonio de Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías, ambos maestros de educación primaria. Creció en el humilde ambiente de un pequeño pueblo del llano venezolano. ​ A corta edad, sus padres le confiaron su crianza a su abuela paterna, Rosa Inés Chávez. Desde joven se aficionó al béisbol, el cual practicó más adelante. Fue monaguillo y poseía inclinaciones por la pintura, la música, la escritura creativa y el teatro.

Se casó dos veces. ​ La primera con Nancy Colmenares, de humilde familia procedente de Sabaneta de Barinas, con quien procreó a Rosa Virginia, María Gabriela y Hugo Rafael Chávez Colmena.​ Su segundo matrimonio fue con la periodista Marisabel Rodríguez, de quien se separó en el año 2003 y con quien procreó a su última hija, Rosinés. Educación y vida militar

Hugo Chávez completó en 1966 la educación primaria en el Grupo Escolar Julián Pino y posteriormente cursó el bachillerato en el Liceo Daniel Florentino O’Leary de Barinas, donde obtuvo el título de Bachiller en Ciencias Tres semanas después de graduarse ingresó a la Academia militar de Venezuela, donde se graduó y recibió el título de licenciado en Ciencias y Artes Militares, en la especialidad de Ingeniería, mención terrestre, egresando con el grado de subteniente, el 5 de julio de 1975. ​ En ese mismo año realiza un curso en Comunicación en la Escuela de Comunicación y Electrónica de las Fuerzas Armadas. Se destacó por obtener las más altas calificaciones en los diversos cursos que realizó en el seno de las Fuerzas Armadas. ​ Más tarde, en el año de 1977 es ascendido a teniente y realiza el Curso Medio de Blindados del Ejército en 1979, donde ocupa el primer lugar entre todos los alumnos. ​ Ya para el año de 1982 es ascendido a capitán, luego realizó el Curso Avanzado de Blindados en 1983, donde ocuparía nuevamente el primer lugar entre todos los alumnos.

Después fue profesor de estudios superiores y participó en el Curso Internacional de Guerras Políticas realizado en Guatemala en 1988. Luego cursó una maestría en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolívar en los años 1989 y 1990, tesis por terminar.​ Continuó su carrera militar en las Fuerzas Armadas hasta ascender al grado de teniente coronel en 1990.​ Por último, realizó un Curso de Comando y Estado Mayor en la Escuela Superior del Ejército en los años de 1991 y 1992.

En las Fuerzas Armadas Nacionales ocupó varios cargos, entre ellos el de Comandante del Pelotón de Comunicaciones y del Batallón de Cazadores Cedeño entre 1975 y 1977; Comandante de Pelotón y Compañía de Tanques AMX-30 del Batallón Blindado Bravos de Apure en Maracay, entre 1978 y 1979; Comandante de Compañía y jefe del Departamento de Educación Física en la Academia Militar de Venezuela entre 1980 y 1981, siendo al año siguiente, jefe del Departamento de Cultura de dicha Academia. Su último cargo militar fue el de comandante del Batallón de Paracaidistas «Coronel Antonio Nicolás Briceño», del Cuartel Páez, en Maracay, desde 1991 hasta el 4 de febrero de 1992.

En 1982 fundó el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), en alusión a los doscientos años del natalicio de Simón Bolívar, que se cumpliría un año más tarde. El 17 de diciembre de ese año con el aniversario de la muerte de Simón Bolívar, juró bajo el Samán de Güere, junto con Felipe Antonio Acosta CarlésYoel Acosta ChirinosFrancisco Arias CárdenasJesús Urdaneta Hernández y Raúl Isaías Baduel, reformar el Ejército e iniciar una lucha para construir una nueva República. Este movimiento estaba formado por oficiales de rango medio cuya ideología era bolivariana, mezclada con algunas ideas de Simón Rodríguez y de Ezequiel Zamora («El árbol de las tres raíces»).

Por este tiempo, Hugo Chávez inicia una relación sentimental e ideológica con la historiadora socialista Herma Marksman. Mantiene asimismo contactos con personas de la izquierda venezolana. En 1985 fue destacado en el pueblo de Elorza, en estado Apure. En 1986 fue ascendido a Mayor y en 1988 fue designado ayudante del secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, ubicado en el Palacio de Miraflores. En 1989 observó con indignación la represión del Ejército contra manifestantes civiles en el Caracazo, que arrojó un número no precisado de víctimas fatales.

En 1991 asumió el mando de la Brigada de Paracaidistas «Coronel Antonio Nicolás Briceño», con base en Maracay. Escribió, en secreto, el Proyecto de gobierno de transición y el Anteproyecto Nacional «Simón Bolívar». A fines de ese año, los conjurados fijan fecha a la

Sublevación, principios del mes de febrero.

4 de febrero

A las 11:00 del 4 de febrero de 1992, comienza la sublevación con comandos operando simultáneamente en MaracaiboCaracasValencia y Maracay. En Maracaibo, Francisco Arias Cárdenas logra apoderarse de la sede del gobierno regional y toma prisionero al Gobernador del Zulia, Oswaldo Álvarez Paz. En Caracas, Chávez establece su centro de operaciones en la sede del Museo Histórico Militar, ubicado en La Planicie, en inmediaciones del Palacio de Miraflores, mientras que sus fuerzas toman la estación estatal Venezolana de Televisión. Otro grupo se enfrenta a la Guardia Nacional de Venezuela en La Casona, mientras que otros intentaron tomar el Palacio de Miraflores.39​ Chávez decidió rendirse y pide hacerlo por televisión. En horas del mediodía Chávez se presentó ante las cámaras de televisión diciendo «Buenos días», luego identificó su movimiento: «este mensaje bolivariano». Reconoció la labor de sus copartidarios: «ustedes lo hicieron muy bien». Reconoció su derrota: «Nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder». Lanzó un reto: «lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados» Asumió la responsabilidad: «Asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano» y dio un mensaje de esperanza: «El país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor». Los combatientes en Valencia y Maracay depusieron las armas, mientras Chávez era llevado prisionero al Cuartel San Carlos al norte de Caracas. Al día siguiente de la rebelión, el expresidente Rafael Caldera, parlamentario y principal dirigente del partido socialcristiano COPEI (COPEI), dirigió un discurso ante el Congreso en el que atacó duramente a Pérez, justificando en cierta forma el alzamiento militar («No se le puede pedir al pueblo que defienda la democracia cuando tiene hambre»). A los pocos días, el gobierno decide trasladarlo a una cárcel ubicada en San Francisco de Yareestado Miranda. El 27 de noviembre de ese mismo año otro grupo de oficiales, generalmente de la Fuerza Aérea, se sublevaron infructuosamente contra el gobierno. Todos estos hechos debilitaron al gobierno de Carlos Andrés Pérez. Se inició un juicio en el Congreso que culminaría con su remoción de la presidencia el 20 de mayo de 1993, acusándolo de corrupción. Rafael Caldera fue el principal beneficiado político de la rebelión. Pocos meses después Caldera se deslinda del Partido Social Cristiano COPEI, fundó «Convergencia» y se lanza a la candidatura para las elecciones presidenciales de 1993, las cuales ganó, mientras que Chávez, desde la cárcel llamó a la abstención.

Chávez, junto con los principales líderes de la intentona, pasó dos años en la prisión de San Francisco de Yare esperando juicio. Allí coescribió Cómo salir del laberinto, mientras su popularidad aumentaba. ​ Chávez fue liberado el 27 de marzo de 1994 tras el sobreseimientoque le otorgó Caldera, como parte de un acuerdo político con sectores de izquierda, como el MAS y el PCV, ​ para lograr apoyo a su gobierno.

Ya libre, Hugo Chávez empezó una campaña de no votar en las siguientes elecciones, alegando que era la mejor manera de demostrar que el país no quería seguir con las políticas económicas y sociales vigentes en la época. El colapso de los partidos tradicionales y el crecimiento del rechazo popular a las medidas políticas y económicas, sumado al apoyo de políticos como Luis Miquilena y José Vicente Rangel, hicieron que Hugo Chávez decidiera iniciar su propio movimiento político-electoral, denominado inicialmente Movimiento Quinta República (MVR). Hugo Chávez, entre 1995 y 1997 recorrió Venezuela, explicando su proyecto político, que se basó, principalmente, en la necesidad de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente que «refunde la República», según sus palabras.

La campaña política tuvo tres principales contendores: Irene Sáez CondeHenrique Salas Römer y Hugo Chávez Frías, quien fue apoyado por el denominado Polo Patriótico, conformado por el Movimiento Quinta República (MVR), Movimiento al Socialismo (MAS), Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT) y otras cuatro organizaciones menores. El candidato del partido, Acción DemocráticaAlfaro Ucero, nunca logró sobrepasar el 2% en las intenciones de voto. Irene Sáez fue apoyada por COPEI y Salas Römer por dos nuevos partidos llamados Proyecto Venezuela y Primero Justicia. El 8 de noviembre se celebraron las elecciones parlamentarias, en las cuales el partido MVR obtuvo 49 de los 189 escaños de la Cámara de Diputados y el 21,3% de los votos, porcentaje similar al obtenido por el partido Acción Democrática. Ante estos resultados, COPEI y AD retiraron su apoyo a sus candidatos para dárselo a Henrique Salas Römer. El 6 de diciembre, Hugo Chávez fue electo presidente de Venezuela con el 56,5% de los votos, con la promesa de cambiar la constitución de 1961 por medio de un proceso Constituyente.

Asume el poder en 1999

Chávez asumió el poder el 2 de febrero de 1999 y juró sobre la Constitución de 1961. ​ Después del acto en el Capitolio Federal, sede del Congreso de la República se dirigió al Palacio de Miraflores acompañado por un grupo de simpatizantes. Desde allí decretó la activación del «Poder Constituyente». Se realizó el Referéndum constituyente el 25 de abril de 1999 con el que se buscó modificar la Constitución de 1961 y que fue aprobado por más del 81% de la votación. El 23 de mayo inició su programa televisivo «Aló Presidente«. Para el 20 de noviembre de 1999, la Asamblea Nacional Constituyente terminó el proyecto de Constitución y el 15 de diciembre de 1999, el gobierno del presidente Chávez impulsó un segundo referéndum constitucional que fue aprobado con más del 71% de la votación popular que resultó en la ratificación de la Constitución de Venezuela de 1999.

“Juro delante de Dios, de la Patria y de mi pueblo que sobre esta moribunda Constitución haré cumplir e impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos”. Hugo Chávez

El 30 de julio de 2000, ya con una nueva constitución, se realizaron las elecciones generalespara «relegitimar todos los poderes». El Centro Carter monitoreó las elecciones; su reporte dijo que, debido a la falta de transparencia, la percepción de parcialidad en el Consejo Nacional Electoral (CNE), y la presión política del gobierno de Chávez que resultó en elecciones adelantadas, le resultó imposible validar los resultados oficiales del CNE.47​ Hugo Chávez ganó nuevamente la presidencia con el 59,76% de los votos. Asimismo en las elecciones parlamentarias celebradas en la misma fecha, su partido logró la mayoría de escaños en la nueva Asamblea de Venezuela con 91 curules. En agosto visita varios países de la OPEP, con el fin de darle un papel más activo a la organización, entre estos Iraq, entrevistándose con el líder Saddam Hussein en Bagdad.

En 2000, las mujeres son autorizadas a integrar el ejército venezolano. Luego Chávez impulsó el Referéndum sindical con el fin de consultar a la población sobre la conveniencia o no de renovar la cúpula de los dirigentes de los trabajadores del país este referéndum fue aprobado por la mayoría de los electores que participaron en la consulta con más del 62% de los votos.

El 13 de febrero de 2001, fue capturado en Venezuela un guerrillero colombiano del ELN, los impases de la detención generaron un conflicto diplomático con el gobierno del presidente colombiano Andrés Pastrana y que se denominó el Caso Ballestas.

 

En septiembre se realizó en Caracas la Segunda Cumbre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). A finales de octubre recibe en la capital a Fidel Castro, presidente de Cuba. A principios del 2001 realiza una gira por varios países asiáticos. El 30 de mayo asiste en Indonesia a una reunión del Grupo de los 15.

El Congreso aprobó un Decreto Habilitante que le otorgaba poderes especiales al presidente para aprobar un conjunto de leyes, incluyendo la Ley de Tierras, que impulsaba una Reforma agraria, una nueva Ley de Hidrocarburos y la Ley de Pesca. Si bien fueron aprobadas unas 49 leyes, la oposición dirigida principalmente por la patronal más importante del país Fedecámaras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), se concentran en luchar contra las tres leyes antes mencionadas.

En noviembre, en cadena nacional de Radio y televisión, mostró unas fotos de niños afganos, víctimas de los bombardeos de Estados Unidos en la Guerra de Afganistán y exclamó: «No se puede combatir el terror con más terror». El Departamento de Estado de los Estados Unidos rechazó estas declaraciones y llamó a su embajadora en Caracas. El 10 de diciembre, mientras daba un discurso en la Base Aérea Francisco de Miranda, mejor conocida como La Carlota, en el este de Caracas, varias personas manifestaron en contra de sus políticas. Fedecámaras y la CTV llamaron a un primer paro nacional. Si bien el paro fue calificado como exitoso, la oposición no logró su objetivo de hacer retroceder al gobierno con el paquete de leyes habilitantes.

Golpe de estado de abril de 2002

Golpe de Estado en Venezuela de 2002

En enero renuncia Luis Miquilena, ministro del Interior. El 7 de febrero, un coronel de aviación de nombre Pedro Luis Soto, intervino en un foro televisado y pidió la renuncia de Chávez. Poco después lo harían los oficiales Pedro José Flores, Carlos Molina Tamayo, Ovidio Poggioli y Guaicaipuro Lameda Montero. El 5 de marzo, Fedecámaras, CTV, la Universidad Católica Andrés Bello y la cúpula de la Iglesia católica firmaron un pacto contra Chávez. ​ El 7 de abril en el Aló Presidente número 101, el presidente Chávez anunció por televisión el despido de altos gerentes de la empresa PDVSA. Las protestas en las calles se intensificaron. El 9 de abril, la CTV y Fedecámaras anuncian el paro general de 24 horas para apoyar a los gerentes de PDVSA. La oposición convocó el 11 de abril a una marcha que reunió a cientos de miles de personas, que originalmente iba destinada y autorizada hasta la sede de PDVSA ubicada en Chuao, ​ pero los ánimos se caldearon y fue desviada hacia al Palacio de Miraflores, el cual se encontraba rodeado por manifestantes partidarios de Chávez. Al llegar al centro de la ciudad, las protestas se convirtieron en violentos disturbios y enfrentamientos entre los opositores, los partidarios del gobierno y la intervención de la Guardia Nacional y la Policía Metropolitana de Caracas.

Durante los hechos, Chávez se encontraba en el Palacio de Miraflores, desde donde se dirigió al país en Cadena nacional y solicitó a las Fuerzas Armadas la activación del llamado Plan Ávila, un plan especial de las Fuerzas Armadas venezolanas reservado para cuando hay una conmoción interna que amenaza la estabilidad y seguridad nacional. Mientras tanto, los directivos de las estaciones de televisión privadas decidieron dividir la imagen transmitida. En una mitad de la pantalla se veía a Hugo Chávez y en la otra, las escenas de los disturbios que ocurrían en el centro de Caracas. ​ El gobierno, ante esto, respondió a través de CONATEL sacando del aire a dichas televisoras. A partir de la 1:30 p.m. comenzaron a reportarse personas heridas y muertas durante los disturbios. Terminando la tarde, las televisoras transmitieron un mensaje (que luego se descubrió que había sido previamente grabado, según investigaciones que hicieron instituciones del estado y reporteros como Otto Neustald de la cadena CNN acerca de lo ocurrido ese día) de un grupo de almirantes y generales que desconocían al gobierno de Hugo Chávez y quienes afirmaron que para ese momento habían ya fallecido seis ciudadanos víctimas de los hechos ocurridos en la manifestación. Poco después, Venevisión transmitió imágenes en las cuales, supuestamente, un grupo de afectos al gobierno de Chávez disparaba desde el puente Llaguno (ubicado en medio de la manifestación) hacía el sur (dirección en la cual tendrían ángulo visual de los manifestantes que por ahí transitaban, mas no de alcance balístico). ​ Estas imágenes, eran editadas y nunca se muestra a quiénes les disparaban, aunque el locutor hablando desde el estudio, decía que disparaban a los manifestantes. Los tiradores dirían, días después, que ellos disparaban en modo de defensa en contra de unos francotiradores apostados en los pisos superiores de edificios cercanos y contra funcionarios de la policía Metropolitana de Caracas. Finalmente, hubo doce muertos. ​ Nueve policías metropolitanos y dos efectivos de la Guardia Nacional fueron enjuiciados por varias de esas muertes. Se acusa de francotiradores (entre ellos a un concejal del partido oficialista MVR, imputado ante el Tribunal 26 de Control) de ser los causantes de los decesos, si bien fueron declarados inocentes en 2004.

En horas de la noche, el presidente Chávez fue presionado por los militares que lideraban el golpe, quienes le exigieron entregarse y renunciar so pena de atacar el palacio presidencial, aún rodeado de civiles partidarios del gobierno. ​ A las 12:00 AM aproximadamente, el general Lucas Rincón Romero, ministro de la Defensa para el momento, se dirigió al país por televisión y expresó que al presidente «se le solicitó la renuncia, la cual aceptó». En horas de la madrugada del 12 de abril, Chávez accedió a entregarse, abandonó el Palacio de Miraflores y fue transportado inicialmente a la base militar ubicada en Fuerte Tiuna en Caracas. Las imágenes de lo ocurrido ese día dentro del palacio presidencial fueron captadas por las cineastas Kim Bartley y Donnacha O’Brien en el documental «La Revolución no será trasmitida«.

En horas de la tarde del día 12 de abril se autojuramentó Pedro Carmona, presidente de Fedecámaras, como presidente interino. Acto seguido, el procurador general designado por Carmona, Daniel Romero,64​ leyó un decreto que derogó las leyes habilitantes, disolvió el Parlamento, el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo y se dio a sí mismo poderes por encima de la Constitución, lo que causó una gran indignación entre los partidarios del Presidente Chávez y en algunos sectores moderados de la oposición y terminó por restarle apoyo internacional. Catorce presidentes latinoamericanos, reunidos en la XVI Cumbre del Grupo de Río, condenaron la interrupción del orden constitucional en Venezuela e instaron a la normalización de la institucionalidad democrática. El gobierno de Colombia fue el único de Latinoamérica en reconocer a Pedro Carmona. El sábado 13 de abril, desde horas de la mañana, muchos seguidores de Chávez comenzaron a manifestarse en Caracas. La autopista que enlaza la capital con el oriente fue cerrada por los manifestantes, al igual que la autopista que la comunica con La Guaira. De ese modo, igualmente comenzaron protestas en todo el país, algunos canales de televisión solo se limitaron a transmitir películas y series de dibujos animados, en lo que fue denominado una censura informativa. ​Los venezolanos, ya en la tarde de ese sábado, comenzaron a enterarse de lo que sucedía gracias la cadena de noticias CNN. También la cadena radial Caracol de Colombia ofreció información sobre lo que acontecía. Los captores de Chávez lo trasladaron a una base naval en Turiamo, donde escribe una nota dirigida a los venezolanos expresando: «No he renunciado al poder legítimo que el pueblo me dio».​ De aquí, Chávez es trasladado a la Isla La Orchila con la intención de convencerlo para llevarlo fuera del país por su propia solicitud.

En la noche de ese día partidarios de Chávez lograron tomar el canal televisivo Venezolana de Televisión, tomada previamente por la policía de la gobernación del estado Miranda, la cual era controlada por Enrique Mendoza, gobernador de la entidad mencionada y agudo opositor a Hugo Chávez. Un batallón asentado en Maracay, bajo el mando del General Raúl Isaías Baduel, declaró su adhesión a la Constitución «que el pueblo venezolano libérrimamente se dio» y activó lo que llamaron la Operación de Rescate de la Dignidad Nacional. Los partidarios de Chávez tomaron el Palacio de Miraflores, abandonado por los golpistas a primeras horas de la tarde. El Presidente del Congreso tomó juramento al vicepresidente, Diosdado Cabello, como presidente provisional. Horas más tarde, en la madrugada del 14 de abril, un grupo de comando libera a Chávez en La Orchila y lo traslada a Caracas por vía aérea. Diosdado Cabello le transfiere el mando. Chávez se dirige a la nación, mostrando un crucifijo y llama a la calma. El gobierno de Chávez, sus simpatizantes y la gran mayoría de las fuentes de referencia y de información fuera de Venezuela consideran al derrocamiento temporal de Hugo Chávez como producto de un fallido golpe de Estado por tratarse de un intento de derrocar mediante la fuerza a un presidente electo democráticamente.

El 14 de agosto de 2002, el Tribunal Supremo de Justicia dictó una sentencia según la cual no ocurrió un golpe de estado en Venezuela.70​ Esta decisión fue acatada, pero no compartida por Chávez. En el 2005 fue anulada por el mismo tribunal.

Semanas después de haberse efectuado el golpe contra Chávez, se reiniciaron las protestas opositoras. A mediados de año, un grupo de catorce militares activos de alto rango y retirados que habían estado implicados en el golpe de abril.73​ se pronunciaron en contra del gobierno en la Plaza Altamira; declarándose en desobediencia. Día a día, más militares se unieron a la protesta hasta alcanzar a unos 120 oficiales; el gobierno decidió no reprimir ni sofocar la protesta militar.

El 2 de diciembre de 2002, días después de la creación de una mesa de diálogo y acuerdos patrocinada por la OEA y el Centro Carter, en la cual sectores del gobierno y la oposición se sentaron para intentar reconciliarse, comenzó un nuevo paro general convocado por los sindicatos opuestos al gobierno, Fedecámaras, el grupo «Gente del Petróleo» (conformado por miembros de PDVSA); asimismo contó con el apoyo de diversos sectores de la oposición. Su duración inicialmente era de 24 horas, pero se prorrogó hasta convertirse en una huelga indefinida. La petición central de los huelguistas era la renuncia del presidente, o la realización de un referendo consultivo sobre la continuidad de Chávez. Chávez no renunció, y el paro se mantuvo durante 62 días.

El 5 de diciembre, la tripulación del buque petrolero Pilín León se declaró en rebeldía y fondeó el buque en el canal de navegación del lago de Maracaibo.

Gran parte de los medios de comunicación nacionales transmitieron con acercamiento lo que acaecía diariamente con respecto al paro petrolero y otros acontecimientos derivados, lo más destacados por su seguimiento y apoyo (poco parcializado) al paro fueron RCTVGlobovisiónVenevisión, así como otros medios tales como periódicos o emisoras de radio, aunque muchos cesaron su transmisión, y otros censurados.

Se insiste en que el paro además era un paro forzoso, ya que en muchas empresas, fábricas y locales comerciales los trabajadores querían continuar sus labores, pero era una decisión ya tomada por las directivas empresariales de las respectivas empresas.

La paralización llegó a su clímax cuando se afectó a la petrolera estatal, PDVSA. Miles de los empleados de la empresa abandonaron sus puestos de trabajo y, según el gobierno, algunos cometieron sabotajes en las mismas para intentar paralizar la empresa.

Diversas protestas se presentaban en el país, en especial Caracas, la principal y ciudad y la más polarizada, las protestas se caracterizaban por llegar a lugares específicos, ambos sectores, tanto de gobierno y oposición, protestaron en apoyo o rechazo al paro respectivamente.

Por iniciativa del nuevo presidente brasileño, Lula Da Silva, se conformó un grupo de «países amigos de Venezuela», entre los que se encontraba Brasil,

ChileMéxicoEspañaPortugalEstados Unidos (hasta ese momento, Chávez no tenía buenas relaciones con los presidentes de todos estos países con excepción de Brasil) y algunas personalidades estadounidenses como el expresidente Jimmy Carter.

El gobierno llamó a ex empleados de PDVSA y a técnicos de Universidades y de las Fuerzas Armadas con el objeto de que hicieran funcionar nuevamente a la empresa petrolera. Para finales de diciembre este objetivo prácticamente estaba logrado, lo cual fue un duro golpe para los propulsores del paro. Éste se fue debilitando con el paso de los días. A mediados de enero de 2003, el gobierno logró recuperar el control total de PDVSA. El Estado decidió despedir a 15 mil empleados por razones inciertas, una de las cuales fue la abstinencia de recurrir a sus puestos de trabajo por un largo período.

El 21 de diciembre se logró recuperar el buque tanquero Pilín León y conducirlo a puerto seguro por el canal de navegación del Lago de Maracaibo y por debajo del puente Rafael Urdaneta. Finalmente el paro fue cesado por órdenes de la oposición debido a la «presión internacional», después nacerían movimientos para convocar un referéndum, años posteriores.

 

 

Hugo Chávez implantó una política de programas sociales, muy activo y que desde el 2003 son llamados «misiones», las más publicitadas son las educativas, la Misión Robinson para enseñar a leer y a escribir en los barrios populares, basada en métodos venezolano-cubanos. La Misión Ribas para facilitar los estudios primarios y la Misión Sucre para los secundarios y universitarios. Además de estas, existe la Misión Barrio Adentro que consiste en un Programa médico-asistencial para las zonas más deprimidas del país y la Misión Vuelvan Caras que consiste en un incentivo del gubernamental para la producción de bienes y servicios por parte de las sociedades organizadas conocidas como «Consejos Comunales». En total son veintiuna​ misiones sociales. Según cifras del Ministerio para la Vivienda y el Hábitat, no se ha alcanzado la cifra de 100.000 casas anuales necesarias para detener el incremento del déficit de viviendas en Venezuela. De hecho, desde 1999 hasta el 2007, el Ejecutivo nacional solo había podido construir cerca de 260.000 soluciones habitacionales. El déficit de viviendas se ubicaba en 1,8 millones de unidades en el 2007.

Entre abril y mayo se hizo la recolección de firmas. El 3 de junio de 2004, el Consejo Nacional Electoral anunció que el mínimo de firmas necesarias se había recolectado y quedaba activado el referéndum. Chávez se dirigió al país en cadena nacional y expresó más o menos: «Hasta ahora han jugado ustedes, ahora me toca jugar a mí… Nos vemos en Santa Inés». Y con ello comenzó su campaña para ganar el Referéndum, cuya fecha se fijó en agosto. Para sacarlo del gobierno, la oposición debía obtener más de 3,70 millones de votos, número que obtuvo Chávez en su reelección del año 2000; pero también, para lograr eso, los votos a favor del Presidente tenían que ser menores a esa cantidad. El referéndum se realizó el 15 de agosto. El 40,64% (3.989.008) estaba en contra del presidente, pero el 59,06% (5.800.629 personas) estaba a su favor. De esa manera Chávez no fue revocado. La oposición denunció fraude y se deslindaron de la OEA y del Centro Carter que sí avalaron esos resultados. Como consecuencia, la Coordinadora Democrática se disolvió, al igual que «Gente del Petróleo» y fue un duro golpe para la ONG «Súmate».

El fenómeno del chavismo se ha extendido también a las elecciones regionales. Los resultados de las elecciones para gobernadores y alcaldes de octubre de 2004 favorecieron a los partidos chavistas: 22 de los 24 estados quedaron en manos de gobernadores del partido MVR. Sólo los estados Zulia y Nueva Esparta quedaron en manos de la oposición. En otros estados, la victoria de los chavistas fue muy ajustada. Así mismo, el chavismo se hizo con el 90 % de las alcaldías.

A partir de 2005, Hugo Chávez ordenó mediante la Ley de Tierras, aprobada en 2002 un decreto con fuerza de ley, aprobado previamente por la Asamblea Nacional, la expropiación de latifundios y tierras aparentemente improductivas,

para dársela a quien la quiera trabajar, por la «seguridad alimentaria» y para «profundizar la revolución». Se pretende que esta acción fue apoyada por los campesinos sin tierras y asalariados, pero criticada por los empresarios, terratenientes, la oposición venezolana en general, Estados Unidos y el expresidente argentino Carlos Menem, que las considera «medidas comunistas».

En las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre de 2005, absolutamente todos los curules del Parlamento fueron ganados por diputados simpatizantes del presidente Chávez, luego de que los principales partidos de oposición decidieran retirarse y llamaran a la abstención. El argumento esgrimido por dichos partidos fue la falta de confianza en el Consejo Nacional Electoral, si bien dicho ente cumplió con todas las exigencias que realizó la oposición, por lo que el retiro fue calificado por los observadores internacionales de la OEA y la Unión Europea como «muy sorpresivo». La abstención electoral fue alta y alcanzó el 75%, aunque no llegó a superar el récord del 76% en las elecciones del 2000. Elecciones presidenciales de 2006

En las elecciones presidenciales del 3 de diciembre de 2006 fue reelegido con una amplia ventaja (de más de tres millones de votos) como presidente de la República Bolivariana de Venezuela obteniendo 7.309.080 (62,84%)95​ frente a 4.292.466 (36,90%) obtenidos por el candidato de la oposición Manuel Rosales quien reconoció el resultado esa misma noche.

 

Desde la asunción de Chávez al poder, el Movimiento V República ha pasado por diversas transformaciones, que incluyen el abandono o la incorporación de integrantes notables, así como también el apoyo o la oposición de diferentes partidos políticos.

Después de que el presidente Chávez aprobara la Ley de Tierras e Hidrocarburos por decreto emitido en 2001, algunos de los partidos aliados se pasaron a la oposición. El primero en hacerlo fue el MAS (Movimiento al Socialismo), tras lo cual ocurrió una fractura en ese partido de la cual surgió «Podemos» (Movimiento Por la Democracia Social), conformado por ex-masistas que apoyaban al presidente venezolano.

Luego, algunos miembros del propio del partido de Chávez, MVR, como Luis Miquilena, se pasaron a la oposición en una nueva agrupación llamada «Solidaridad». Chávez también ha tenido problemas con el partido PPT: en 2000 le quitó el apoyo por problemas en la selección de candidatos al parlamento y cargos regionales. El propio PPT decidió volver a Chávez después de negociar nuevos términos.

Con anterioridad a todas estas escisiones, Francisco Arias Cárdenas, uno de los más antiguos amigos de Chávez (quien también participó en el intento de golpe de 1992), le quitó su respaldo y se postuló como candidato a la presidencia en las elecciones de 2000, luego de constituir su partido «Unión». Arias Cárdenas perdió las elecciones, pero siguió activo en la oposición hasta 2005, año en el que volvió

Chávez, quien era además jefe de su partido MVR, realizó críticas constructivas contra sus propios funcionarios y seguidores y se autocalificaba como uno de los principales críticos de su propio gobierno. Criticó públicamente a sus ministros y exministros de Vivienda, Comunicación e Información, Salud, a los alcaldes de Caracas, etc. También ha mencionado que hay infiltrados en su gobierno. Lina Ron, una activista, ferviente seguidora de Chávez, afirmó una vez que «estoy con Chávez, pero no con su gobierno». Luis Tascón, diputado del MVR, ha mencionado que todavía existe «el miquilenismo» en el gobierno y que la corrupción se mantiene intacta.

En la campaña electoral de 2006, Chávez propuso en varias oportunidades la creación de un partido único donde se fusionaran todas las fuerzas políticas que apoyaran su gestión en caso de resultar electo en la elección presidencial de 2006. Luego de obtener el triunfo en la elección, Chávez le dio nombre de ‘partido unitario’, Partido Socialista Unido de Venezuela, y así logró un importante empuje a la formalización de esa propuesta.

Chávez asumió el 10 de enero de 2007 en el Capitolio Federal como presidente reelecto del país para el período 2007-2013, anunciando ante la Asamblea Nacional que llevaría a Venezuela hacía el denominado Socialismo del siglo XXI, lanzando la frase «Patria, Socialismo o Muerte».

Chávez nacionalizó la empresa CANTV la mayor telefónica del país y su filial de telefonía celular Movilnet hasta ese momento controladas por la empresa estadounidense Verizon, el precio acordado fue de poco más de 572 millones de dólares.98​ Además, también nacionalizó La Electricidad de Caracas (EDC), empresa privada que surte de electricidad a la capital, al comprar el 92,98% de las acciones de la compañía, a través de una Oferta Pública de Adquisición, que involucró un acuerdo de compra-venta del 82,14% accionarial que controlaba la estadounidense AES por 739,26 millones de dólares.

El 27 de mayo de 2007 Chávez decidió no renovar la concesión para operar el canal 2 a la empresa Radio Caracas Televisión (RCTV) que desde entonces solo puede transmitir por cable. Esto conllevó a diversas manifestaciones populares, sobre todo de estudiantes universitarios y periodistas opositores que no estuvieron de acuerdo con el cierre. A finales del 2007, las relaciones diplomáticas de Venezuela con Colombia se afectaron por hechos relacionados con el Acuerdo Humanitario, tras la aceptación de Chávez de mediar en la Operación Emmanuel. Con España también se generó un roce diplomático durante la XVII Cumbre Iberoamericana con el llamado incidente del «¿Por qué no te callas?«.

El 11 de septiembre, se anunció el descubrimiento de una supuesta conspiración para llevar a cabo un golpe de Estado contra Chávez.99​ Al menos cinco funcionarios de las Fuerzas Armadas de Venezuela fueron arrestados días después.100​ Representantes de medios de comunicación declararon que el presunto golpe fue un intento de desviar la atención a la crisis financiera y otros temas de interés público.101​ Desde el Golpe de Estado en Venezuela de 2002, Chávez denunció continuamente supuestos intentos de asesinato y conspiraciones en su contra, aunque sin llegar a presentar pruebas.

Artículo principal: Proyecto de Reforma Constitucional de 2007 en Venezuela

Hugo Chávez presentó una propuesta de reforma de la Constitución que presenta a la Asamblea Nacional y que es aprobada en tres secciones. Luego la Asamblea Nacional presentó al Consejo Nacional Electoral el proyecto de la reforma constitucional que convocó ese organismo para el 2 de diciembre de 2007; fue votada en dos bloques, el A y el B.

Finalmente la reforma no fue aprobada por estrecho margen. Chávez reconoció y felicitó la victoria de la oposición a la 1:30 de la mañana del 3 de diciembre de 2007.103​ Ante el surgimiento de informaciones que indicaban que Chávez había reconocido su derrota por presiones del sector militar, el presidente venezolano, acompañado por el alto mando militar, dijo a la oposición:

Sepan administrar su victoria, porque ya la están llenando de mierda, es una victoria de mierda y la nuestra, llámenla derrota, pero es de coraje.104

Hugo Chávez

Además, haciendo alusión al estrecho porcentaje de ganancia del NO 1,41 (NO:50.7%, SI:49.29%) y 2,11 (NO:51.05% SI:48.94%) en el bloque A y B respectivamente, Chávez calificó a la primera victoria opositora como una «victoria pírrica»,105​ afirmando que «no la hubiera querido» para sí, y advirtiendo «midan bien matemáticamente la victoria». A pesar que la oposición ha considerado su propia victoria como un gran paso hacia la salida democrática de Chávez del poder, algunas personas afectas al gobierno consideran ésta una pequeña batalla.106​ Varios países se pronunciaron al respecto en diversos sentidos.

 

Chávez se involucró directamente en este proceso electoral, que se realizó el 23 de noviembre de 2008donde se eligieron a los gobernadores de los estados, alcaldes de los municipios y a los legisladores de los Consejos Legislativos Estatales, todos los cargos optaron para el período 2008-2012.

Con excepción de los estados Zulia, Miranda y Nueva Esparta, el oficialismo consiguió la mayoría en todos los consejos legislativos (20 de 23 parlamentos regionales, incluidos dos donde el gobernador electo es opositor (Táchira y Carabobo).

El PSUV obtuvo la victoria en 17 gobernaciones de los 22 estados en disputa (77% de las gobernaciones) además de vencer en el municipio más poblado: Libertador del Distrito Capital lo que lo consolidó como el partido más votado a nivel nacional. Tomando en cuenta los resultados individuales de los partidos, el PSUV fue la organización con más votos en todos los estados del país exceptuando Zulia, donde Un Nuevo Tiempo fue el más votado.

En cuanto a alcaldías, el PSUV ganó aproximadamente el 80% de los municipios del país (más de 265 alcaldías) mejorando su resultado del 2004.

Con este resultado del 23 de noviembre el partido de gobierno pasó a controlar 19 entidades federales (17 estados de esta contienda + Amazonas y el Distrito Capital) de las 24 en las que se divide político-administrativamente Venezuela.

La Constitución venezolana vigente fue impulsada por Hugo Chávez y aprobada a través de un referéndum en 1999, Chávez propuso en diciembre de 2008 un nuevo referéndum con el objetivo de mediante una enmienda a la constitución levantar el límite al número de reelecciones presidenciales, así como el 5 de enero de 2009, decidió incluir también a gobernadores, legisladores regionales alcaldes, diputados y cualquier otro cargo de elección popular.

El referéndum se realizó el 15 de febrero de 2009, Según el boletín emitido por el CNE el 17 de febrero de 2009 el Sí a la propuesta de enmienda alcanzó 6.319.636 votos (54,86%) y el No 5.198.006 votos (45,13%), con el 99,75% de actas transmitidas y una abstención de 30,08%. El movimiento estudiantil opositor y diversos partidos de la oposición reconocieron los resultados del CNE, sin embargo denunciaron un supuesto ventajismo de las fuerzas que apoyaban el Sí.

Desde finales de 2009, Venezuela sufrió una profunda crisis energética que obligó al gobierno a aplicar el racionamiento eléctrico en todo el territorio venezolano, excepto en la capital, Caracas, donde se aplicó un programa de ahorro energético con penalizaciones. El detonante de esta crisis fue una profunda sequía ocasionada por el fenómeno climático de El Niño, que afectó a los embalses del sistema hidroeléctrico del país.107​ Chávez también responsabilizó a la población por la disparidad entre la oferta y la demanda eléctrica, acusándolos de «derrochar» energía.108109​ Por su parte, la oposición venezolana responsabilizó al gobierno de Chávez por la crisis, acusándolo de no haber realizado las inversiones necesarias para seguir el ritmo de crecimiento de consumo eléctrico del país,110​ así como de haber descuidado la infraestructura eléctrica.

Chávez anunció que en el 2010 se instalarían plantas eléctricas con una capacidad de generación total de 6 GW, aunque posteriormente la meta fue reducida a 1.45 GW, con el objetivo de resolver el problema de déficit eléctrico definitivamente. ​ El 10 de junio, el racionamiento eléctrico fue suspendido debido a la recuperación de los embalses por el inicio de la temporada de lluvias, y para no interrumpir la transmisión de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. ​ Por esas fechas la crisis eléctrica no había concluido, aunque de acuerdo al gobierno de Chávez «ya pasó lo peor».115​ La crisis eléctrica fue uno de los factores que contribuyeron en la caída del PIB venezolano de 5.8%, en el primer trimestre de 2010. Caso PDVAL

A finales de mayo de 2010, se descubrieron unas 130 000 toneladas de alimentos, cifras oficiales, pertenecientes a la empresa estatal PDVAL, con la fecha de caducidad alcanzada.117​ Estos alimentos se encontraban dentro de contenedores almacenados en diversas partes de Venezuela, y generaron fuertes críticas desde los sectores adversos al presidente Chávez. De acuerdo a informes internos de PDVAL, la empresa importó cinco veces la cantidad de alimentos que era capaz de distribuir en 2008; además, los puertos venezolanos también colapsaron al no poder manejar esta carga; y diversos organismos públicos involucrados en el proceso de importación de alimentos no llevaron a cabo los trámites burocráticos necesarios a la velocidad requerida. ​ Hasta el momento, a tres ex-gerentes le han sido levantado cargos por este hecho.

La oposición acusó al gobierno de Chávez de ser ineficiente y de intentar esconder a los «verdaderos» culpables; ​ criticó el hecho de que Bariven, la empresa que importó la comida, no tenía experiencia en el manejo de alimentos; y que se consultó a asesores del gobierno de Cuba, quienes recomendaron adquirir las cantidades finales. Aunque Chávez calificó el episodio de «grave», también aseguró que la cantidad de alimentos vencidos era «ínfima» en comparación con la cantidad distribuida por PDVAL desde su creación en 2007. También acusó a sus opositores de intentar utilizar este incidente para obtener ganancias políticas en las elecciones parlamentarias de 2010.

 

Chávez en 2012

En las elecciones presidenciales de Venezuela para el período 2013-2019 que se llevaron a cabo el domingo 7 de octubre de 2012 en Venezuela, el presidente Hugo Chávez fue reelecto para un tercer mandato consecutivo. Según datos del CNE Hugo Chávez Frías obtuvo 8 185 120 votos, que representan un 55,08%, mientras que su rival Henrique Capriles alcanzó 6 583 426, un 44,30%.Chávez logró la victoria en todos los estados y el Distrito Capital con excepción de los estados Táchira y Mérida. Chávez realizó campaña en medio de dificultades por su estado de salud. Henrique Capriles reconoció los resultados y pidió respeto para la oposición.

La última elección realizada con Chávez en vida se realizó el domingo 16 de diciembre de 2012, cuando se eligieron a los gobernadores de cada entidad federal y a los legisladores a los Parlamentos de éstas, optando para el período 2012-2016. Los resultados oficiales reflejaron una victoria del PSUV, partido del presidente Hugo Chávez, en 20 de 23 gobernaciones de estado (ejecutivo estadal) y mayoría parlamentaria en 22 de 23 consejos legislativos estadales (legislativo estadal). La oposición por su parte mantuvo 3 gobernaciones y 1 consejo legislativo (Amazonas). Henrique Capriles el líder de la oposición mantuvo la gobernación de Miranda. Estas fueron las primeras elecciones regionales venezolanas en las que el presidente Chávez no pudo hacer campaña por sus candidatos desde 1998, dado su estado de salud.

Debido a su delicado estado de salud Hugo Chávez no pudo ejercer todas las atribuciones de su cargo en su cuarto periodo presidencial que comenzaba en enero de 2013. Delegó la mayoría de sus responsabilidades en su vicepresidente Nicolás Maduro.  Aunque en esta situación solo se mantendría por unos pocos meses hasta su fallecimiento en marzo de ese mismo año.

 

Must Read

Baloncesto de Guatire tiene sus reyes

El equipo de la realeza, los Kings, superó a Las Rosas en la pasada jornada de la copa Palaces de Basquet que...

Feria Electoral en Zamora a tono

Este fin de semana concluirá la Feria Electoral en Zamora para cumplir con el proceso de renovación de los 192 consejos comunales...

Zamora ganó Estadal Sénior de Béisbol

El anfitrión se coronó campeón. La Selección Zamora ganó Estadal de Béisbol Sénior que por espacio de cuatro días se disputó a...

Motorizados organizados reciben beneficios

Los motorizados organizados del municipio Zamora recibieron el beneficio de los suplementos alimenticios que cada mes reciben de parte del sindicato que...

Plan Siembra Comunal confía en Zamora

Un financiamiento por el orden de los 280 millones de bolívares fue entregado a cincuenta conuqueros del municipio Zamora en el marco...